martes, 30 de agosto de 2011

ROCKY de John G. Avildsen

TÍTULO ORIGINAL: Rocky
AÑO: 1976
DURACIÓN: 119 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: John G. Avildsen
GUIÓN: Sylvester Stallone
MÚSICA: Bill Conti
FOTOGRAFÍA: James Crabe
REPARTO: Sylvester Stallone, Talia Shire, Burt Young, Carl Weathers, Burgess Meredith, Thayer David, Joe Spinell
PRODUCTORA: United Artists
PREMIOS: 1976: 3 Oscars: Mejor película, director, montaje
1976: Globos de Oro: Mejor película: Drama
GÉNERO: Drama.




Y si yo le aguanto los 15 asaltos, si suena la campana y aún me tengo en pie, por primera vez, sabré por primera vez en mi vida, que no he sido otro idiota del montón.
-Rocky (Sylvester Stallone)

Recuerdo muy bien que mi primer acercamiento con la saga de Rocky fue allá por 1987 u 1988, año en que vi por primera vez  Rocky IV (Stallone, 1985) en aquel viejo y ahora extinto reproductor beta de mi padre que tanto cine cutre me dio la satisfacción de visionar (jajaja), total que en aquel momento su servidor se volvió un fan absoluto del señor Stallone (no me juzguen tan duro era solo un niño, jajaja) pues este demostraba durante hora y media que a través de puñetazos y ataviado con unos calzoncillos que vestían la bandera Norteamérica podía hacer lo que Ronald Reagan no consiguió, derrotar a la nación soviética en un ring durante dieciséis  rounds (jajaja por lo menos el buen Sly le ponía algo de candela a la famosa Guerra Fría). Por tal motivo su servilleta después de ver semejante espectáculo le pidió a su padre que le consiguiera las otras cintas del distinguido personaje para conocer los orígenes del otrora héroe.

Obviamente el que esto escribe no tenía la capacidad intelectiva para discernir el panfleto político que Stallone nos restriega en la cara en la emocionante y pueril (eso si) cuarta entrega del pugilista más famosos del cine. El hecho es que con estas líneas quería contextualizar al estimado lector que sigue este blog, para comenzar con la revisión del personaje que hiciera famoso a Sylvester Stallone, el buen Rocky Balboa; y como este con el paso del tiempo paso de ser un personaje hasta cierto punto honesto e introspectivo (en la cinta de Avildsen) a convertirse en un héroe de acción acartonado para las grandes masas, el cual más sin embargo es ya un icono y referente en la cultura popular para bien o para mal. 

Pero comencemos, Rocky es la tercera cinta que dirigiera el por ese entonces principiante director  John G. Avildsen el cual comenzaba a ganarse el respeto de la Academia por haber dirigido dos dramas que fueron nominados al Oscar (Joe, ciudadano norteamericano de 1970 y Salvad al Tigre de1973, al menos como mejor guión y mejor actor respectivamente) la cual  nos cuenta la historia de un boxeador amateur llamado Rocky Balboa (Sylvester Stallone) el cual solo pelea de vez en vez para ganarse unos cuantos dólares extras ya que su verdadera profesión es la de cobrar las cuentas pendientes para el mafioso prestamista de la ciudad, un tipo llamado Tony Gazzo (el siempre actor de culto Joe Spinell).

Hay que hacer mención que desde el arranque del film el guión ya nos va mostrando por donde ira la historia, aspecto que podemos corroborar en el eficaz prólogo en donde una toma se encarga de presentar al protagonista en plena batalla pugilística de un ring de quinta; mientras el público sabedor grita todo tipo de improperios a los dos gladiadores que entre insultos y algunos vasos de refresco luchan para ganar el respeto del presente. Acto seguido el buen Rocky (Stallone) gana el insípido encuentro para momentos después recibir una raquítica paga; para posteriormente marcharse y recorrer las frías y solitarias calles de los barrios más raquíticos de Filadelfia por la madrugada, en donde solo maleantes y borrachos deambulan las mismas como si de fantasmas se tratasen, al igual que Rocky quien es parte de ellos.

Pero contrario a lo que el presente pudiera pensar, Rocky no es un delincuente, es solo un hombre con sueños rotos que no ha podido o no ha sabido como hallar la realización personal pues diariamente pasa por la tienda de mascotas para tratar de conquistar a la  tímida chica que atiende el lugar, Adrian (solemne Talia Shire) otra alma relegada por la sociedad y por su propio hermano Paulie (genial Burt Young), el cual la trata como si fuera su propia sirvienta, razón para que la mujer haya perdido la confianza en si misma y por ende para poder relacionarse con algún hombre.

Sin embargo Paulie (Young) no esta exento de pertenecer a ese grupo de perdedores ya que este siempre le insiste a Balboa que le comente a Gazzo (Spinell) que lo contrate como cobrador pues el trabajo que tiene en la carnicería le gusta un carajo, pero el buen Rocky siempre le contesta que ese empleo no es para el (aunque Paulie es un verdadero hijo de puta) por lo que Paulie termina por desistir. Empero y cuando parece que  la vida de nuestro protagonista quedará estancada para siempre como un escueto rompe huesos, se le presenta la oportunidad de su vida para demostrar que no es un simple vago (como le dice el duro entrenador Mickey) cuando el Campeón de peso pesado Apollo Creed (Carl Weathers) un presuntuoso y ególatra boxeador (quien en el nombre lleva la penitencia) invite a este a un combate de exhibición (pues por motivos de salud el retador tuvo que abandonar el compromiso) para demostrar que es un gran hombre que brinda oportunidades a los más necesitados como es el caso del llamado Semental Italiano (Stallone).

Y es asi como Rocky Balboa será entrenado por el buen Mickey (Burgess Meredith) el cual a su vez revivirá viejas glorias cuando este y su pupilo se preparen para la pelea más importantes de sus vidas, ese combate que si bien dura solo quince rounds significa la única oportunidad para que Rocky se demuestre así mismo que no es un perdedor, motivo por el cual la representación pugilística que plantea el guión (que el propio Sylvester Stallone escribe) sirve como una alegoría para realizar varias reflexiones sobre los aspectos humanos, sociales y políticos que abruman al ser humano (los cuales siempre han sido universales) pero que harían mella en la sociedad norteamericana sobre todo por el momento histórico que vivía ésta en la época en la que se realizo el film, donde Estados Unidos perdía miles de soldados, hijos, padres o hermanos peleando quien sabe por que, gracias a la estúpida guerra de Vietnam, la cual por cierto hacia cuestionarse a la misma sociedad  ¿qué sentido tenía esta?

Por supuesto el protagónico tendrá serias dudas si de verdad podrá ganar el encuentro, sin embargo y como retrata de manera eficaz Avildsen en la contienda, este aspecto será secundario ya que el verdadero triunfo que obtendrá Rocky será el de haberse probado asi mismo que puede sortear cualquier obstáculo, como queda constatado en el magnifico cierre del film cuando Balboa sin importarle el resultado de la contienda, (golpeado y bañado en sangre) solo grita el nombre de su amada Adrian (Shire) para abrazarla, mientras la banda de Bill Conti engalana dicha escena.

Ahora bien para sustentar mi análisis primeramente debo decir que sí, me agrada de muchas formas el film de Avildsen (crecí con el personaje y aun hoy en día no puedo dejar de esbozar una leve sonrisa cuando reviso la saga), sin embargo debo acotar que aun y siendo un fan de Stallone (como también los soy de otro tipo movimientos o géneros cinematográficos) debo decir que aun y cuando el guión se pudiera considerar la mayor virtud de la cinta es a su vez su principal falla, esto lo comento por que si, la historia del tipo perdedor que busca redimirse asi mismo puede resultar alentadora, incluso emotiva (a los tipos de la Academia  los convenció, recordemos que esta cinta gano tres Oscar a mejor film, director y montaje en 1976) empero su servidor percibe que este (el guión) es forzado demasiado para conectar con el respetable, por que no podemos negar que el personaje que interpreta en ocasiones algo dudoso un debutante Sylvester Stallone busca empatizar a toda costa con el espectador llevándolo incluso a niveles bastante maniqueos (lo de su comportamiento con los animales de la tienda de mascotas hasta hace sonrojar) en aras de vendernos a un personaje bonachón.

Es por este motivo que quiza el personaje central por momentos se percibe un tanto ficticio con todo y que sus motivaciones son legítimas, un error si tomamos en cuenta que en este recae todo el peso de la trama, al tiempo que la interpretación de Stallone es algo despareja pues por momentos cuando intenta que empaticemos con su personaje tiende a sobreactuar, aunque en otros pasajes se mantiene bastante contenido y eficaz.

Pero no todo es malo, inclusive el film del tándem Avildsen-Stallone logra funcionar gracias a los personajes secundarios que apoyan al de Stallone, pues el diseño psicológico de estos es por momentos más interesante que el del propio Rocky, ahí tenemos al viejo entrenador Mickey (interpretado con gran solvencia por el veterano Burgess Meredith) el cual es un misterio pues su pasado solo se infiere con la charla que sostiene con Balboa cuando le ofrece su ayuda, o el personaje de Adrian que con todo y que es un cliché sale a flote gracias al buen quehacer interpretativo de Talia Shire la cual dota de humanidad a este, empero y tal vez los menos afortunados sean el Paulie de Burt Young y el Apollo Creed de Weathers, los cuales de verdad son personajes bastante arquetípicos más sin embargo se vuelven entrañables gracias a las interpretaciones de sus actores.

Ahora bien en lo referente a la dirección debo mencionar que esta es correcta pues John Avildsen tiene oficio y se nota que supo aprovechar el escaso presupuesto con el que contó para la realización de dicho film (creo que fue un millón de dólares), por tal motivo este hace que la cinta marche con fluidez y que en ningún momento se perciba cansino, al tiempo que logra una plasticidad a nivel visual de película independiente gracias a la utilización de la cámara Steadicam (la cual usaría Kubrick en la cinta El Resplandor de 1980) aspecto técnico que permitiría realizar unos travelling más suaves; y por supuesto el grano de la película al igual que la fotografía en tonos verdosos y sepias reforzaban esa atmósfera pesimista que el film pretendía transmitir.Asi mismo no es casualidad que las coreografías que monta Avildsen para la batalla entre Apollo y Rocky hayan quedado para la posteridad, pues estas están diseñadas para quedar en la retina del espectador gracias a la crudeza de sus imágenes, logradas en buena parte a el buen maquillaje y prótesis que se implementaron en los rostros de los protagonistas para dar la sensación de estar mal heridos.

Por supuesto la banda sonora merece una mención aparte ya que los temas compuestos por Bill Conti, como Gonna Fly Now (tema que se usa cuando Rocky corre por las ciudades de Filadelfia) o Conquest (en la batalla entre Apollo y Balboa) son parte fundamental para que la cinta funcione ya que estos son por momentos esperanzadores y otros tantos bastante melancólicos, tanto como heroicos, en pocas palabras como casi todo el film buscan la empatía emocional del respetable. Ya para finalizar solo puedo decir que Rocky no es ni por mucho la mejor cinta que se haya hecho (por supuesto tampoco es que sea lo peor), sin embargo creo que sus méritos fueron las de haberse gestado en un momento muy específico en la historia de Estados Unidos, donde la sociedad necesitaba que algo o alguien les levantara la moral por lo que la historia del boxeador fracasado les vino como anillo al dedo, razón para que  el personaje de Rocky Balboa se volviera icónico pues representaba un símbolo para los más necesitados y oprimidos.

Personalmente creo que Rocky es de esos films que se realizan con los ingredientes perfectos con los cuales se busca ganar premios, ya saben una historia cautivadora, actores solventes, buena dirección, buena banda sonora, etc. (cosa que funciono y que no tiene nada de malo), sin embargo lo que si puedo echarle en cara es que se perciba tan maniquea en algunos tramos de la historia, pues aunque tiene momentos memorables como la escena donde Rocky va a visitar el solitario escenario una noche antes de la pelea preguntándose si podrá ganar o la conversación que sostiene con Mickey en su apartamento, quedan diluidos ante tanto drama forzado.

Como último comentario diré que me sigue gustando Rocky (al igual que la saga la cual puedo disfrutar sin pretensiones, dándole su justo valor, el cual es más sentimental por supuesto) con todos sus defectos y virtudes, la cual considero como una cinta normalilla que por lo menos se percibe más honesta que sus predecesoras, las cuales se convirtieron en productos de consumo masivo para enaltecer la figura del gran Stallone quien después del gran exito de este film se volvería una gran estrella de Hollywood. 

miércoles, 24 de agosto de 2011

MARVEL UNIVERSE: CAPITAN AMÉRICA, EL PRIMER VENGADOR

TÍTULO ORIGINAL: Captain America, The First Avenger
AÑO:2011
DURACIÓN: 125 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Joe Johnston
GUIÓN: Christopher Markus, Stephen McFeely (Cómic: Joe Simon, Jack Kirby)
MÚSICA: Alan Silvestri
FOTOGRAFÍA: Shelly Johnson
REPARTO: Chris Evans, Hugo Weaving, Hayley Atwell, Tommy Lee Jones, Sebastian Stan, Stanley Tucci, Toby Jones, Dominic Cooper, Neal McDonough, Richard Armitage, David Bradley, Kenneth Choi, Natalie Dormer, Derek Luke, JJ Feild, Bruno Ricci, Samuel L. Jackson
PRODUCTORA: Marvel Studios / Paramount Pictures
WEB OFICIAL: http://captainamerica.marvel.com/
GÉNERO Acción.

Las guerras se pelean con armas, pero se ganan con hombres”
-Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones)

Personalmente no me considero un fan acérrimo del personaje que Jack Kirby y Joe Simmons crearan allá por la década de los años cuarenta, sin embargo puedo decir que el diseño visual del Capitán América me parece bastante atractivo (no tanto sus motivaciones en décadas pasadas), más sin embargo esto no impidió que su servidor disfrutara de aquellas viejas y entretenidas caricaturas de 1966 creadas por los talentosos directores en animación Ralph Bakshi, Chuck Harriton y Grant Simmons, (también realizadores de las caricaturas de Spiderman, Iron Man y Hulk del mismo año) puesto que estas respetaban el esquema visual de las propias historietas con todo y que sus argumentos eran algo inocentes; esto por la epoca en la que fueron hechas obviamente.

Por tal motivo cuando visione Capitan América, el primer Vengador solo esperaba que la historia respetará el universo del personaje y obviamente que contará con un guión solvente que no tratará de tomarme el pelo (cosa que no ocurrió con el Linterna Verde de Martin Campbell desafortunadamente), motivo por el cual el que esto escribe encontró en la cinta de un inspirado y eficaz Joe Johnston, un film ágil, con personalidad propia y lo mejor,  entretenido, por lo que podría considerar a esta nueva entrega de otro superhéroe del universo Marvel al mismo nivel que el primer Iron Man (2008) de Jon Favreau.

La historia se sitúa en la epoca de la gran depresión de los Estados Unidos donde millones de familias viven en la pobreza extrema, al tiempo que la Segunda Guerra Mundial se encuentra en pleno apogeo y Adolf Hitler invade más y más ciudades del mundo imponiendo su ideología aun a costa de causar millones de muertos, es por este motivo que varios países entre ellos Inglaterra y Estados Unidos se unen al grupo de los opositores del PARTIDO NAZI para derrotar al tercer Reich, sin embargo la lucha es cruenta y encarnizada por lo que las bajas de las filas inglesas y norteamericanas comienzan a hacer mella en la moral de la sociedad de ambos países, los cuales ven las noticias diarias en donde se les informa que Hitler esta lejos de ser derrotado, mientras los valientes hombres que pelean en las trincheras por un mundo mejor caen ante el ejército alemán.

Y si a esto le sumamos que se rumora que una división secreta de Hitler llamada Hydra (la cual se dedica a investigar cuestiones paranormales) que dirige el malvado Johan Schmidt (Hugo Weaving) se encuentra desarrollando una súper arma secreta (con grandes poderes provenientes de ¿Asgard?) que podría cambiar el rumbo de la guerra a favor de Alemania, pues las posibilidades de derrotar a Hitler se ponen más difíciles. Por tal motivo otra división secreta de los Estados Unidos (no podía ser de otra forma, jajaja) que tiene conocimiento sobre Hydra, comandada por el Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones) y el exiliado Dr. Abraham Erskine (un digno Stanley Tucci),  junto a Howard Stark (Dominic Cooper) comienza a dar marcha al proyecto llamado super soldado para derrotar de una vez por todas a los alemanes, el proyecto consiste en aplicar un suero que le dará fuerza sobre humana a los soldados para poder derrotar a Hitler, empero aun no se cuenta con un voluntario para aplicar dicho procedimiento para saber si este funciona, ya que este tiene sus riesgos (cosa que descubriremos cuando la trama nos devele que Johan Shcmidt fue expuesto a este).  

Es asi como el respetable conoce a Steve Rogers (Chris Evans) un chico  común y corriente de Brooklyn bastante débil a nivel físico, pero con un espíritu contestatario, por lo que incluso y aunque ha sido rechazado en infinidad de ocasiones para enlistarse en el ejército (tiene asma) y luchar por la libertad de los oprimidos, es precisamente su forma de ser y sus ideales lo que convencen al Dr. Erskine de que el es el indicado para ser parte del proyecto.
Y es asi como conocemos el nacimiento del que posteriormente se convertirá en el Capitan América, quien después de exponerse al suero obtendrá fuerza ilimitada (aunque también limitaciones pues esta lejos de ser Superman), lo que lo convertirá en el arma secreta (y único soldado pues la formula secreta se la lleva a la tumba el Dr. Erskine al ser asesinado) para liderar al ejército norteamericano y los aliados para vencer a Hitler y al peligroso y despiadado Cráneo Rojo (Weaving) la verdadera personalidad de Johan Schmidt, el cual se descubre como el verdadero villano el cual por cierto tiene planes más ambiciosos que el propio Adolf Hitler.

Ahora bien, tal vez el respetable al leer el planteamiento de la historia pueda percibir que esta se enfoca demasiado a exaltar los valores norteamericanos (función primordial del comic en sus inicios y del cual se aborda de manera magistral en uno de los tramos del film cuando se usa como panfleto político al recién estrenado Capitan América) mas sin embargo el buen planteamiento del guión y un creíble desarrollo de los personajes, hacen que este aspecto quede relegado a segundo plano por lo que el momento histórico en el cual se desarrolla la historia sirve de marco para que se pueda desarrollar de manera correcta el discurso sobre la heroicidad que nos quiere transmitir el guión,  el cual dicho sea de paso queda plasmado de forma perfecta en la imagen del Capitán América, quien aun contando con habilidades extraordinarias jamás deja su condición de ser humano (aspecto que engrandece la cinta por cierto) por lo que sus motivaciones y defectos hacen que su figura conecte directamente con el espectador.

Del mismo modo los personajes secundarios también gozan de tridimensionalidad y por ende sus exaltaciones no se sienten fuera de lugar en el fantástico universo que plantean Johnston y sus guionistas, con todo y que también encontramos en estos algunos rasgos arquetípicos del género, por ejemplo nos hallamos con el Coronel Chester Phillips (un Tommy Lee Jones bastante carismatico) fehaciente reflejo de la justicia encarnada en la institución a la que representa, una Peggy Carter (Hayley Atwell) que aunque se muestra dura y eficiente en batalla termina por ser el interés amoroso del personaje que interpreta Chris Evans. Y por último, el villano de la función resulta bastante puntual  en sus aspiraciones, al tiempo que se descubre como la verdadera amenaza y por ende la antitesis perfecta del superhéroe.

Ahora bien en lo que respecta al apartado visual, hay que decir que el film es una delicia ya que la ambientación, la puesta en escena y sobre todo el estilo pulp que impregna el director logran trasladar al espectador a esa época lúgubre que se vivía en la segunda guerra mundial, razón para que la fotografía coloristas que emplea Shelly Johnson (con quien Johnston trabajará en El Hombre Lobo, 2010) encaje a la perfección respetando el estilo visual del comic. Asi mismo otro acierto en el film es que el guión se toma todo el tiempo para desarrollar los arcos argumentales de todos los personajes involucrados, al tiempo que el ritmo empleado dota de fluidez al relato por lo que este nunca se percibe apresurado y mucho menos insustancial a nivel narrativo.

Por otra parte y aunque existen efectos especiales de calidad estos solo sirven de soporte para apoyar la historia que se nos esta contando, por tal motivo los mencionados nunca se perciben fastuosos o sobrados, inclusive en secuencias tan bien montadas como las de el tren en los Alpes Suizos o los correspondientes al clímax final se divisan emocionantes y efectivos.

Asi mismo las caracterizaciones en lo respecta a los trajes de los protagonistas estan bien, hasta el director se da el lujo de mostrar las distintas variaciones del traje del Capitan América (Evans) hasta llegar al uniforme definitivo, el cual se divisa creíble para el medio ambiente en el que se desarrolla la historia, lo mismo pasa con el personaje de Cráneo Rojo (Weaving) por lo que es obvio que los escritores han sido respetuosos con la mitología de los personajes tanto a nivel ideológico y por supuesto a nivel visual.

Finalmente solo me queda apuntar que sorprendentemente Chris Evans vuelve a su Steve Rogers un personaje de carne y hueso, gracias al buen diseño del mismo por supuesto, sin embargo si quisiera puntualizar que se nota que el actor norteamericano toma en serio su papel por lo que se percibe más contenido y maduro a nivel interpretativo  que en otros titulos en los que ha participado (menos mamón pues, jajaja)  razón por lo cual su Capitan América se vuelve hasta cierto punto entrañable, como pasa con los secundarios que se encuentran en la misma línea interpretativa, aunque me quedo con los performances del siempre efectivo Tommy Lee Jones y por supuesto con Dominic Cooper como el padre de Tony Stark el cual le imprime ese sabor de humor negro al film, claro sin olvidar el pequeño pero sustancial papel que hace Stanley Tucci y Hugo Weaving al cual se le esta haciendo costumbre interpretar personajes con máscara. 

Asi que estimado lector no se pierda Capitan América, el primer vengador ya que  si la ve descubrirá una cinta de superhéroes bien hecha, bien dirigida, bien actuada, con las dosis perfectas de comedia, drama, acción y sobre todo entretenida, la cual por cierto tiene como mayor acierto el hecho de no tomarle el pelo al espectador. Y recuerden quedarse hasta el final de los créditos finales para que descubran un poco de por donde irá la cinta de Los Vengadores ahora que nos han presentado al Capitan América como la última cinta en solitario, la verdad es que a mi el personaje de Tony Stark (Downey Jr.) siempre me esboza una sonrisa.

miércoles, 17 de agosto de 2011

DC UNIVERSE: LINTERNA VERDE

TÍTULO ORIGINAL: The Green Lantern
AÑO: 2011
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Martin Campbell
GUIÓN; Greg Berlanti, Michael Green, Marc Guggenheim, Michael Goldenberg
MÚSICA: James Newton Howard
FOTOGRAFÍA: Dion Beebe
REPARTO: Ryan Reynolds, Blake Lively, Peter Sarsgaard, Mark Strong, Tim Robbins, Angela Bassett, Temuera Morrison, Jay O. Sanders
PRODUCTORA: Coproducción EEUU-Austrlia; DC Comics / Warner Bros. Pictures
WEB OFICIAL: http://www.greenlantern.com
GÉNERO: Ciencia ficción.


“En el día más brillante, en la noche más oscura,  el mal no escapará de mi guardia.Que aquellos que adoran al mal teman mi poder: ¡la luz de Linterna Verde!”
-Hal Jordan (Ryan Reynolds).

Linterna Verde es quizá el tercer superhéroe más poderoso e importante de la DC Comics  después de Superman (creo que esta a la misma altura de la Mujer Maravilla), del cual gran sector del público solo recuerda a un tipo con un anillo creando gigantescos puños o demás invenciones mentales como locomotoras y un sin fin de etc. para golpear a sus adversarios, por lo que obviamente aquel público que no esta familiarizado con la mitología de las aventuras del mítico Hal Jordan (el más importante de los Green Lartern Cops), solo  representará  un héroe secundario sin importancia. Pero para los fans o geeks del héroe esmeralda (como su servidor), es uno de los personajes más ricos e interesantes a nivel narrativo en el universo DC, sobre todo si han leído la miniserie Rebirth (2004-2005) escrita por Geoff Johns quien sienta las nuevas bases de los orígenes del superhéroe centrándose básicamente en los conflictos internos de Jordan y su correlación con la corporación de Los Linternas Verdes.

Hay que señalar que tanto este Rebirth como Siniestro Corps (2007)  y La Noche Más Oscura (2009) son bastante maduras y lúgubres a nivel narrativo y discursivo, motivo por el cual se han convertido en referentes culturales del personaje. Por tal motivo y habiendo leído estos, mis expectativas sobre la cinta de Martin Campbell eran bastante altas incluso aunque se por experiencia que tanto el medio narrativo natural de los comics como el cinematográfico son muy distintos, empero se también que se pueden hacer buenas adaptaciones como el Superman de Richard Donner (1979) o los Batman de Christopher Nolan (2005,2008) si se respetan aspectos tan básicos como son la propia naturaleza de estos personajes.

Sin embargo siento decir que el debut cinematográfico de Hal Jordan en la pantalla plateada ha quedado a deber y mucho diría yo, gracias a la ineficacia de un guión bastante estéril  y por momentos infantil (aun cuando lo firman ¡cuatro sujetos!) plagado de situaciones comunes y por supuesto a la incapacidad de un director al cual parece no atraerle el material con el que contaba, pues uno nota la desgana con la que filma todo el metraje, sin explorar en las motivaciones de los protagónicos, e incluso en las secuencias de acción estas se perciben pueriles y bastante cortas. 

Para los que no conozcan el origen de Linterna Verde la historia que nos cuenta Campbell es la siguiente, Hal Jordan (Reynolds) es uno de los mejores pilotos de la fuerza aérea norteamericana, su personalidad es la de un tipo rudo, mamón e irresponsable, motivo por el cual parece que siempre vive al límite sin importar las consecuencias de sus actos,  como nos muestra la primera secuencia donde se nos presenta a un Hal saliendo velozmente de su casa, casi en ropa interior, manejando como loco su auto por la ciudad para tratar de no llegar tarde a la base, ya que este tiene una prueba en la cual va volar su F16 en combate con unos aviones que gozan de inteligencia artificial, los cuales representan el futuro de la fuerza aérea ya que pretenden sustituir a los pilotos humanos en un futuro con la finalidad de minimizar errores.

Total que Jordan vuela junto a Carol Ferris (la bella Blake Lively) su amor eterno e hija del armamentista Carl Ferris (Jay Sanders), el cual por cierto busca vender los mentados aviones al senador Hammond (Tim Robbins bastante desperdiciado). Pero volviendo a la trama, resulta que Hal Jordan durante el vuelo de prueba demuestra que es un cabrón con dos cojones bien puestos y hace que los lujosos aviones fallen en la prueba provocando que el contrato de Carl Ferris peligre por que estas naves no demostraron ser mejores que un simple piloto humano, sin embargo esto no es lo que hace enojar a su superiores, lo que de verdad los hace encabronar es que Hal destruye accidentalmente su F16 cuando se ve incapacitado para retomar el vuelo en el momento que reaparecen ante el los recuerdos de la fatal muerte de su padre en un accidente de aviación (pues este era el mejor piloto de su epoca en las fuerza aérea) por lo que no puede reaccionar provocando la perdida total de la aeronave.

Obviamente Hal es reprendido por sus superiores y es suspendido, al tiempo que Carol esta a punto de mandarlo al carajo por su actitud, lo que hace que su vida sea un completo desastre, empero esta dará un vuelco cuando un alienígena llamado Abin Sur (Temuera Morrison) uno de los mejores linternas verdes, caiga herido y moribundo en la tierra otorgándole su anillo a Hal para que este lo remplace (bueno en si el anillo escoge a su huésped por sus aptitudes), ya que este agoniza gracias a que fue atacado por una entidad maligna llamada Parallax (voz de Clancie Brown) la cual tiene como único objetivo destruir a los green Lantern cops y a los guardianes del universo. 

Lo que sigue después es presenciar como Hal Jordan trata de adaptarse a sus nuevos poderes, los cuales le conllevan grandes responsabilidades, y básicamente esta sería la desabrida premisa que nos entrega Martin Campbell y su gran equipo de guionistas, la cual hubiera resultado atractiva si por lo menos los responsables del proyecto tuvieran la inteligencia de invertir por lo menos unas dos horas y media de metraje, con el objeto de  desarrollar y explorar las motivaciones del protagonista.

Desgraciadamente para el respetable todo se cuenta demasiado rápido, sin la intención dramática que se necesitaba para ciertos pasajes de la historia, por lo que solo vemos como Hal Jordan acepta su destino en cinco minutos (no es broma) cuando este viaja al planeta OA para ser entrenado por  Kilowog (voz de Michael Clarke Duncan) y Sinestro (un genial Mark Strong) dicho adiestramiento dura eso, cinco minutos, eso si con un despliegue visual bastante cumplidor  el cual se diluye ante la desgana con la cual esta filmada por Campbell.

Asi mismo varios de los arcos argumentales que se exponen son desaprovechados en aras del espectáculo visual, por lo que personajes como Siniestro (Strong) quien es esbozado levemente como el gran villano que pudo haber sido queda relegado a un segundo plano (como si se lo estuvieran reservando para una secuela), al igual que el de  Héctor Hammond  (Peter Sarsgaard pasándosela pipa con su personaje) el cual es planteado como un geek malogrado del cual nunca creemos sus motivaciones. Incluso el personaje del propio Hal Jordan se percibe bastante indefinido, con todo y que se nota el esfuerzo de Ryan Reynolds por dotarlo de tridimensionalidad, y el personaje de Carol Ferris que interpreta la hermosa Blake Lively se siente de relleno como interes amoroso. Pero esto no es lo peor, pues el ente de Parallax queda relegado a un simple villano sin exaltaciones, inclusive este nunca llega a causar verdadero temor como en los comics (recordemos que Parallax es la materialización del miedo que existe en todos los seres humanos) y lo más infame es que Hal Jordan se lo despacha en un dos por tres en un anticlimático tercer acto.

Es por tal motivo que como la historia esta mal trazada ni los fastuosos efectos especiales que retratan a la perfección (eso si) el diseño visual de personajes (sobre todo Kilowog y los propios Guardianes, asi como los trajes de los Linternas) y demás entornos como el planeta OA logran emocionar al respetable, al tiempo  que se emplea una banda sonora que recuerda en demasía a la de Superman Regresa (Singer, 2006) con todo y que esta la compone James Newton Howard.

Lo que si se es que Linterna Verde me ha dejado frío y bastante decepcionado (algo que intuía hace tiempo cuando supe quien la dirigiría) ya que no se le hizo justicia al personaje y mucho menos a la mitología del mismo, razón por lo que el que vea este film y no sea un seguidor del personaje apenas encontrara una cinta de ciencia ficción medianamente entretenida,  pero para los conocedores del superhéroe lamento decirle que descubrirán un Linterna serie B con presupuesto de blockbuster.

Asi que para terminar solo puedo decir que no recomendaría ver Linterna Verde ya que es una cinta prescindible, mal dirigida y sin personalidad, solo espero que para la siguiente (por que hay una secuela programada) el anillo escoja al director y los guionistas por su aptitudes.

lunes, 15 de agosto de 2011

WESTERN: RANGO

TÍTULO ORIGINAL: Rango
AÑO: 2011
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Gore Verbinski
GUIÓN: John Logan (Historia: James Ward Byrkit, Gore Verbinski)
MÚSICA: Hans Zimmer
FOTOGRAFÍA: Animation
REPARTO: Animation
PRODUCTORA: Paramount Pictures / Nickelodeon Movies / Blind Wink / GK Films
WEB OFICIAL: http://www.rangomovie.com/intl/es/
GÉNERO: Animación.




Grata sorpresa se ha llevado su servidor al visionar el último trabajo del director norteamericano Gore Verbinski, el cual se ha comercializado como una cinta de animación para niños y que más sin embargo debajo de esa envoltura edulcorada se descubre ni más ni menos como un acojonante, macizo y por supuesto bien narrado spaghetti western contemporáneo en todo el sentido de la palabra, ya saben como es esto, una historia llena de personajes con una moral ambigua, paisajes desoladores y sucios que representan de muchas formas el estado psicológico de los mismos, asi como grandes escenas de violencia (aunque aquí estén claramente dosificadas para el publico infantil) y una banda sonora que se transforma en un personaje más para contarnos este viaje existencial de su protagonista principal, un camaleón llamado Lars (voz de Johnny Depp).

Lars (Depp) quien es un camaleón domestico con aspiraciones de actor dramático, se encuentra en un momento de su vida donde se cuestiona la razón de su existencia dentro de esa pecera de cristal que tiene como hogar (primera disertación filosófica sobre la condición humana) mientras viaja a través de una autopista por el desierto a bordo de la camioneta de sus dueños, sin embargo un evento inesperado provoca que el vehículo en el cual viaja derrape súbitamente y el recipiente junto con su habitante salgan proyectados al vacío, por lo que ahora este se encuentra en un ambiente que no es el suyo (jajaja irónicamente). Es en ese momento conoce a un armadillo llamado Roadkill (voz de Alfred Molina) el cual le pregunta quien es y que hace en ese lugar, a lo que Lars no sabe que responder sintiéndose aun más confundido, es por tal motivo que Roadkill le recomienda que busque al espíritu del oeste, una especie de entidad divina que le podría ayudar a encontrar su camino.

Y en esos momentos comienza la travesía para nuestro despistado protagonista el cual después de lidiar con algunos peligros en el camino (evita a un águila que quiere cenarcelo) y el desolado clima del desierto,  llega a un pueblo  abandonado por la mano de Dios llamado Dirt, en donde ingresa a una vieja cantina y se topa con infinidad de tipos rudos (perdón, perdón, animales rudos) los cuales ven con desdén a este amigo que se encuentra ataviado con una camisa hawaiana color rojo preguntándose quien es y como se llama.

Empero el pícaro de  Lars  para salir del aprieto comienza a hablar fuerte y a  inventar historias increíbles sobre su pasado desconocido (en la mejor tradición de los films de Sergio Leone o los del propio Clint Eastwood, el cual tendrá una presencia importante en la historia) cuando los hostiles lugareños pretenden deshacerse de el, y es en ese momento cuando este vislumbra una botella de cerveza la cual contiene el nombre Durango, ¡avispado! Lars quita las dos primeras letras de este a nivel mental  y arrebatándole el sombrero a uno de los sujetos que buscan pleito, se lo pone y contesta que su nombre es Rango, un pistolero que ha acabado con los más peligrosos maleantes del oeste.

Es por esto que todos los presentes quedan anonadados a la vez que fascinados ante las historias que cuenta Rango (el cual se ha creído sus mentiras) quien incluso y poniéndole bastante crema a sus tacos (jajaja es una expresión que significa que ensalza sus hazañas) explica que mato a cinco maleantes que eran hermanos con una sola bala. Instantes después un grupo de rufianes hacen acto de aparición en la cantina y retan a Rango a un duelo por lo que este se muere de miedo, pero acepta el mismo, sin embargo para su salvación (o tal vez no) también aparece el águila a la que había escapado kilómetros atrás en el desierto, la cual quiere cobrarse la revancha. El hecho es que por azares del destino Rango elimina al águila que azolaba a los habitantes del pueblo y se convierte en el nuevo héroe del lugar por lo que el Alcalde (voz de Ned Beatty) una tvieja ortuga, lo hace Sheriff de Dirt para que investigue quien o quienes se están robando el agua del lugar, un problema que trae asoleados a todos los lugareños.

Sin embargo y como el respetable podrá inferir conforme avance la trama irá descubriendo que posiblemente el Alcalde no esta precisamente interesado en el bien estar de los habitantes de su pueblo (jajaja como si alguno lo estuviera en la vida real), por lo que el mcguffin que significa resolver el misterio de quien se esta robando el agua es solo un pretexto (con todo y que este acontecimiento esta bien narrado, al tiempo que contiene grandes dosis de suspense) para que el personaje de Rango haga ese viaje intrínseco de su propia naturaleza, el cual por momentos es surrealista y otros tantos bastante psicodélico, pero que al final tiene como finalidad la de descubrirse como un verdadero héroe.

Pero no un héroe inmaculado, no, si no un héroe con defectos y virtudes, con moral y psicología quebrantable (como si de un Yojimbo, Blondie o un Pike Bishop se tratara), de esos que en un principio ven por su propio bien para salvar su pellejo pero después ante las adversidades y ante la presencia de injusticia social, tocan fondo para descubrir que son parte del problema, por lo que su única salvación a nivel personal es la redimirse y luchar contra lo que esta mal. Por tal motivo la aparición casi al final del espíritu del oeste (encarnada por el propio Clint Eastwood en versión animada por supuesto) se percibe creíble, no como una ocurrencia, e incluso redondea de forma tajante la tesis que plantea Verbinski sobre la heroicidad.

Empero esto no sería posible si el diseño de los personajes no estuviera tan bien planteado, pues todos estos desde el camaleón hasta el malvado Rattlesnake Jake (Bill Nighy) el cual parece la encarnación del personaje de Angel Eyes del film El Bueno, el malo y el feo (Leone, 1966) cuentan con motivaciones creíbles, motivo por el cual en ocasiones el film puede percibirse bastante maduro inclusive para los más pequeños, ya que como mencionaba el discurso metafísico en ocasiones lo encontramos entre líneas. Pero aun con esto la cinta es disfrutable, entretenida y sobre todo divertida, sobre todo con esas pequeñas dosis de humor que se emplea, el cual va del más pueril al más negro (lo que me hizo reír como un enano), sin embargo tengo que decir que los momentos más poderoso de la cinta son aquellos donde se viven instantes de introspección y análisis por parte de los protagonistas, con todo y que la historia tiene sus cuotas de acción, como la fastuosa y bien montada secuencia donde Rango y compañía se enfrentan a un clan de malvados topos, escena donde la musica juega un papel importante (como en casi todo el film).

Ahora bien de apartado visual puedo decir con satisfacción que la cinta respeta todos los cánones del género, razón por lo cual se implementan primeros planos a los rostros demacrados y sucios de los protagonistas (sobre todo de los villanos), los cuales reflejan los combates a los que se han enfrentado, asi como las tomas panorámicas que exponen poblados desérticos en condiciones precarias y por supuesto el uso de algunos planos americanos para darle esa estética plástica del Western clásico. Asi mismo la animación es acojonante, ya que el detalle a las criaturas asi como de los entornos es asombroso, y el diseño de los mismos combina la naturaleza de los animales (serpientes, gatos salvajes, tortugas, etc) con algunos rasgos de humanidad lo que hace de estos seres antropomorfos una verdadera delicia a nivel visual, en pocas palabras el realismo es sorprendente.

En lo referente a los actores, estos cumplen de sobremanera sus papeles, sobre todo Johnny Depp quien vuelve a encarnar a otro exótico personaje, el cual guarda extrañamente (jajajaja) toda su extravagancia (incluso un servidor llego a pensar que los movimientos del camaleón estan basados en el escaneo corporal del actor norteamericano), Ned Beatty (a cual recuerdo con cariño desde aquella lejana Superman de Richard Donner) compone a un Alcalde corrupto y lúgubre (¿habrá de otros?), asi como el pequeño papel de Bill Nighy logra aportar personalidad y maldad a su Rattlesnake Jake, asi como el resto de los actores estan correctos.

Asi que no tengo nada más que decir sobre esta extraordinaria cinta más que recomendarla de sobre manera, pues como bien comentaba cuenta con un guión bien trabajado, personajes bien trazados (para sorpresa de algunos neófitos que aun piensan que las cintas de animación solo son monitos sin personalidad, como es el caso del subnormal director Raja Gosnell), una imagineria visual acojonante y sobre todo  un director solvente que conoce bien el lenguaje cinematográfico.

jueves, 11 de agosto de 2011

DOCUMENTAL: CONCIERTO PARA GEORGE


TÍTULO ORIGINAL: Concert for George
DIRECTOR: David Lealand
MÚSICA: varios
FOTOGRAFÍA: Chris Menges
REPARTO: Eric Clapton, Joe Brown, Gary Brooker, Sam Brown, Jim Capaldi, Ray Cooper, Terry Gillian, Dhani Harrison, Olivia Harrison, Ringo Starr, Paul McCartney, Michael Kamen, Jeff Lynne, Tom Petty, Billy Preston, Ravi Shankar, Anoushka Shankar, Tom Hanks.
PRODUCTORA: Olivia Harrison y Michael Kamen.
GÉNERO: Documental.


“Cuando solía visitar a Harrison  en su casa después de cenar, George solía sacar un ukelele y tocábamos  alguna canción”
-Paul McCartney

Como ya he comentado con anterioridad, siempre he pensado que una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos que ha existido es sin lugar a dudas The Beatles, esos genios musicales que durante casi una década revolucionaron a la industria aportando letras llenas de frescura, un humor bastante irónico  y sobre todo ritmos melódicos que se convertirían en himnos para varias generaciones. Por tal motivo el cuarteto de Liverpool ha traspasado el espacio musical para convertirse en un icono cultural que ha sido analizado hasta el cansancio en diversos ámbitos como el musical (obviamente), social y por supuesto a nivel ideológico, de tal manera que trabajos documentalistas han diseccionado y analizado el por que la banda inglesa es ya un referente cultural, (Aprovecho la ocasión para comentar que estoy ansioso por que se estrene el próximo mes de octubre el trabajo audiovisual que Martin Scorsese realizo para la HBO llamado Living in the Material World: George Harrison, 2011).

El hecho es que Concierto para George es una celebración a la vida y obra de Harrison, motivo por el cual Eric Clapton (otro de los magníficos músicos en activo y amigo del ex beatle) junto a la mujer de este y su hijo Dhani, organizaron este inolvidable concierto en el Royal Albert Hall en el cual músicos de la talla de Tom Petty, Jeff Lynne (compañeros del proyecto alterno Traveling Wilburys), Billy Preston, Paul McCartney o Ringo Starr, rinden tributo a Harrison tocando nuevas versiones de las canciones más emblemáticas de este como Give Love (Peace on Heart), Here Comes the Sun, Taxman, Isn´t It a Piti (acojonante Billy Preston), While My Guitar Gently Weeps, My Sweet Lord, entre otras lo que hace que el espectáculo cuente con el balanceo perfecto de nostalgia y emotividad, ya que algunos temas pertenecen al catalogo de The Beatles y por supuesto muchas más a las de Harrison como solista.

Pero bueno, esta ocasión quiero compartir con ustedes un material que si bien podría considerarse como un concierto, este documenta de muchas formas la importancia que tuvo la figura de George Harrison tanto dentro como fuera de The Beatles, siendo el miembro más enigmático (al menos para un servidor) conservando siempre un bajo perfil, el cual durante años vivió bajo la sombra de Lennon y McCartney guardando infinidad de buenas canciones (no pueden negar que los temas Something y Here Comes The Sun eran de lo mejor del album Abbey Road de 1969) quien después de la disolución del grupo supo canalizar toda su creatividad convirtiéndose tal vez en el ex beatle más exitoso en solitario, cosa que se refleja en su épica placa triple All Things Must Past de 1970.

De verdad que vislumbrar el concierto es una delicia para cualquier melómano que guste de la buena música (su servidor no se considera un musicólogo pero el espectáculo te deja con la piel de gallina cuando ves tanto talento reunido tocando en vivo) y es que el espectáculo se encuentra bien balanceado gracias a una estructura que se divide en tres actos, el primero con una duración de casi una hora corre a cargo de Anoushka Shankar (hija de Ravi Shankar viejo amigo de Harrison quien tocara con este en el Concierto de Bangladesh) la cual interpreta Your EyesThe Inner Light junto a Jeff Lynne, posteriormente Arpan, composición de Ravi para cerrar el apartado de música indú. A continuación el respetable puede presenciar un espectáculo intermedio que da paso a los miembros de Monty Python quienes despliegan su ácido y fino sentido del humor en dos actos (los cuales hacen que el respetable se destornille de la risa), para cerrar con el concierto del cual Eric Clapton funge como director musical.

Ahora bien en las labores de director, el trabajo audiovisual corre a cargo del impersonal David Lealand (del cual puedo decir que este es su mejor trabajo) quien dota de ritmo y fluidez al montaje de dicho espectáculo, además de que la puesta en escena se percibe correcta gracias a una escenografía sobria pero a su vez colorida la cual incluye una iluminación en tonos calidos la cual transmite esa comunión que viven músicos y  público con la obra del ex beatle. Por otra parte debo enfatizar que la dirección artística y musical que corre a cargo de Clapton es la indicada para dotar al concierto un balance perfecto entre los temas seleccionados, por lo que ni siquiera se extrañan temas como Cheer DownThis is Love o All Those Years Ago (favoritos de un servidor).

Pero sin lugar a dudas el punto climático y más emotivo de la presentación es cuando Paul McCartney entra a escena y después de haber interpretado For You Blue, se hace de un ukelele para comenzar a entonar los acordes de la mítica Something, no sin antes recordar una vieja anécdota la cual comparte con los presentes narrando que no hace mucho tiempo cuando este y George cenaban en su casa, después de la tertulia el propio Harrison usaba un ukelele para tocar alguna canción por el puro gusto de disfrutar de la música, momentos después y a mitad de esta excelsa pieza (something) el propio Eric Clapton entra a escena armado con una guitarra eléctrica para cerrar como se debe esta canción.


Finalmente debo decir que los performances de Ringo Starr (Photograph, Honey Don´t), Tom Petty and the Heratbreakers (I Need You), Joe Brown (I´ll See You in my Dreams) y Jeff Lynne son de lo mejor, sin olvidar al propio Clapton el cual acompaña en la mayoria de las canciones a sus colegas, al igual que Dhani Harrison.

Asi que estimado lector si usted es amante del buen rock, la buena música  y por su puesto del enigmatico George Harrison, no debe perderse este genial concierto, el cual lejos de percibirse maniqueo y hasta tendencioso en el afán de exaltar la figura del ex beatle, se descubre como un documento honesto que no busca otra finalidad que rendirle un humilde tributo a un gran artista. Por cierto he decidido añadir una especial dedicatoria en esta entrada a una persona muy especial a la cual quiero mucho, a Karen, esa hermosa chica que apareció de repente en la vida de un servidor para volver extraordinarias las cosas cotidianas, la cual provoca que me pierda en su mirada cuando charlamos y me contagia con su alegre sonrisa cuando me gasta una broma. Traviesa, sensual, inteligente, segura y otras veces misteriosa, Karen por momentos parece imposible pero cuando llega ese momento donde un simple abrazo surge o expresa aquellas experiencias o inquietudes que salen de lo mas profundo de su ser la vida toma  sentido.  

Es por este motivo que le dedico El Concierto para George, estupendo recital que contiene infinidad de hermosas canciones que hacen que me acuerde de ella cada vez que disfruto de dicho material, pero  en especial cuando  “Something” o  "Isn´t It a Piti"  aparecen en escena.  


video 

 

video